• Glow

Y Luego está Beyoncé



Te reto a estar en desacuerdo conmigo cuando digo que la sociedad de hoy en día la tiene difícil para crear conexiones reales. También me ha llamado la atención que aquello de “La tecnología nos está separando”, es una lamentable excusa para justificar esto. Independientemente, esta mentalidad de rapidez y falta de tiempo para crear ligaduras, realmente le ha puesto trapitos húmedos a mi vida. Permítanme explicar. Para aquellos que no conocen la comunidad de AME Tipo Dos, mi gente…. okey, la mayoría de mi gente, necesitamos asistencia continua. Básicamente yo vivo el estilo de vida del séquito de J-Lo (Hágase constar que J-Lo será mencionada más de una vez en este blog.) Sé que esto suena como si estuviera viviendo un episodio de Sexo en la Ciudad, lo que desearía fuese cierto, pero más bien, es más como ser miembro de Destiny’s Child. Me gusta pensar que yo soy Beyoncé. Para aquellos que no conocen la historia de Destiny’s Child, tuvo un total de 9 miembros diferentes entre 1990 y 2000, y sería obvio decir que las únicas constantes fueron Kelly Rowland y Beyoncé. Esto ha sido mi vida. Un constante movimiento de mujeres entrando y saliendo de mi vida, ganándose mi confianza, creando lazos, hablando acerca de chicos, esposos, y ex esposos siendo arrestados, (sí, es una historia verdadera). Confío en estas mujeres con todo lo que tiene que ver conmigo. Para ponerlo más claro: Confío en estas mujeres con mi cuerpo. La mayoría de cosas que tú deseas que nadie te vea haciendo, ellas me han visto haciendo… deja de imaginarte eso y enfócate. El punto es que, esas mujeres vienen y se incrustan en mi vida, y luego se van, moviéndose hacia planes más grandes, porque nuestra comunidad decidió que cuidar a una persona mayor es una profesión respetable, mientras que cuidar de una persona discapacitada es más como cuidar niños. Es una cuestión temporal.


Yo entiendo. Para la chica de 16 años con discapacidad física (sí, a la que me refiero en mi bio) eso se siente como un pensamiento egoísta. Para aquellos que no saben de lo que estoy hablando, me voy a referir a los pensamientos que florecen cuando la persona que es tus manos, tus pies y tu mejor amiga, te dice que se va porque va a recibir su grado de enfermera o lo que sea. Estos pensamientos son terribles… del pensamiento tipo ¡Mierda!, mi carnet de discapacitada no me va a evitar ir al infierno. Esto es porque después de sentirte feliz por esa persona debido a sus decisiones de vida, que la van a ayuda a alcanzar lo que hace poco descubrió era su sueño, no puedes evitar sentirte enojada, sola…maldita cabrona, te sientes abandonada... No puedes decirlo, no puedes mostrarlo, así que sólo lo dejas ahí, hirviendo bajo tu corazón, esperando que nunca llegue a tocarlo. Una vez que la respuesta inmediata para evitar este dolor es no sentir empatía ni interactuar profundamente con esta gente. Sin embargo “esta gente” se convierte en “tu gente”. Es imposible no conocer nada sobre la asistente. Como el sujeto que está siendo manejado, necesito saber cómo piensa el manejador para establecer una comunicación adecuada, creando así un ambiente agradable donde vivir. Ojalá pudiera darle una solución a la chica de 16 años, pero todo lo que se me ocurre es que algunas se quedan, incluso después de que se van. Se quedan porque realmente valoraron tu amistad y tu tiempo. De otras, no volverás a saber, sin embargo, te hicieron quien eres hoy, y por eso, estarás agradecido para siempre.


4 views

© 2018 Glow Rivera-Casanova