• Glow

Cinco Chicos con los que estar Atenta: Edición Discapacitada

Nota: Si eres un tipo con el que he hablado formalmente y escoges identificarte con alguna de las categorías siguientes, es tu problema. Ni yo ni mi séquito hemos escrito esto para degradarte o herirte a ti o a tu ego.


Claramente, mi gente, ustedes están muy interesados en conocer acerca de mi vida amorosa. No los culpo. Es bastante dramática. Sin embargo, no estoy lista para ser tan abierta, sí que en lugar de regurgitar mis experiencias haré algo un poco más genérico y divertido. Más abajo, hago una lista de 5 tipos de cabrones que las chicas discapacitadas a menudo encuentran.

1. Sr. Sensitivo

Desde el inicio, él te dirá que no tiene problema con tu discapacidad y el hecho de que tengas que mencionarlo es absurdo, porque él declara que entiende que tú eres más que esto. Considera que, en este punto, él aún no sabe nada sobre ti. Estos chicos son los hijos de su madre más dulces que conocerás. Les puedes decir cualquier cosa. ¿Que alguien tiene que limpiarte el culo? No tendrá problema con eso. ¿Que tú tienes un auto viejo y accesible en el que puedes conducir, así que no puede simplemente recogerte para ir a una cita? No tiene problema. ¿Qué tienes una asistente que estará acompañándote por las sombras, durante tu cita? No hay problema. No necesita explicación. Lo cual suena increíble, como si me atropellaras con una silla de 150 kilos. Pues no lo es. Cuando te conoce comenzará a darse cuenta cuán real es, que no es una fantasía. En este punto comenzará a retroceder modestamente haciéndolo parecer que se debe a razones que están fuera de tu control. Tipo, la vida cotidiana se interpuso. No dolerá, porque estás acostumbrada a la mentalidad del “si es demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea”. Sin embargo, por algún tiempo te preguntarás si hubiese podido ser diferente, si él te hubiese dado la oportunidad de dar explicaciones. Si él no hubiese tratado de tapar el sol con sus manos. La enseñanza aquí, chicos, es que hacer preguntas no descarta el hecho de que seas de mente abierta y aceptes. Al menos, las preguntas llevan a respuestas, lo que conduce a comprender más claramente que no estoy tan jodida.

2. Sr. Sabelotodo

Él proyecta una vibra de ser amistoso y juguetón desde el principio. Probablemente te dirá una broma retorcida sobre no tener que tomar más las escaleras. Tú reirás porque es cierto y comenzarás a sentirte cómoda y expresarás lo jodida y sin embargo graciosa, que tu discapacidad puede ser.

Lo sexi sobre él es que, al contrario de Sr. Sensitivo, él usa las cosas más pesadas acerca de tu discapacidad como un juego de palabras, lo que te hace pensar que probablemente él ha pensado acerca de todo eso. Así que cometes el error de abrirte. Sin embargo, él nunca deja de ser un bromista. No sé que más decir, porque éste, este sí que duele.


3. Sr. Suave

Estos chicos por lo general son sinvergüenzas y fantasean cerca de coger contigo y no tiene reparo en decirlo. Este es el tipo de chico con el que tiendes a hablar porque sabes en lo que te estás metiendo y seamos sinceros. Es divertido fantasear. Sin embargo, no te confundas, ellos realmente no te desean, sólo quieren decir que han estado con una chica discapacitada. Lo peligroso sobre ellos es cuando tú comienzas a fantasear que ellos dan seguimiento a lo que dicen, nunca lo hacen. En casa solemos llamar a esto “de la boca para afuera”. En otras palabras, son solo hablan y no actúan. Tus amigas te fastidiarán por hablarle a este chico una y otra vez, pero tú sólo tendrás miedo de ser herida por los tipos que realmente te importan.


4. Sr. Frankenstein

Tú eres solo un experimento así que todo lo que él hace es malgastar tu tiempo con preguntas sin sentido, sobre lo que puedes o no puedes hacer. Por lo general, desaparece a los dos o tres días, porque obtuvo lo que quería, respuestas. Aún cuando este tipo no duele tanto, te molesta muchísimo porque es muy difícil de identificar. Es atento como Sr. Sensitivo, juguetón como Sr. Sabelotodo, y algunas veces hace promesas que no cumplirá como Sr. Suave. La mejor manera de identificarlo que he encontrado, es por el contenido de sus preguntas. El tiende a hacer preguntas genéricas sobre la discapacidad más que preguntas personales. Cosas como ¿Puedes manejar?, ¿Puedes sentir algo?” y por supuesto “¿Puedes tener sexo?”. No hay nada malo con esas preguntas, pero mezclémoslo, ¿sabes? Él debería preguntarte cosas como cuáles son tus pasatiempos favoritos. O cuál es tu superhéroe favorito. Se supone que te está conociendo como persona, no sólo a tu discapacidad.


5. Sr. “Mi-primo-tiene-autismo”

No debe ser confundido con Sr. Sensitivo. Este chico siente la necesidad de expresar y comparar ambas discapacidades en momentos cuando la comparación no viene al caso. No tengo nada contra el autismo, pero no estás cumpliendo algún deber para tu primo por salir conmigo. Nuestras experiencias de vida, probablemente son muy diferentes. Yo no diría como manzanas y naranjas, más bien bananas y plátanos. (Si no sabes la diferencia entre estos dos, debería darte pena. Investígalo). Este es corto y dulce, eso es todo. No hay realmente conexión aquí. Sólo está haciendo una tarea para tratar de sentirse como un buen tipo.

Quizás un día alguien vendrá y me enamoraré de él, pero por ahora, estos son los tipos que se acercan una y otra vez y de alguna manera dudo que esto sea algo único para mí. Todo tiene que ver con la falta de exposición que las personas tienen en los medios, cuando se trata de mujeres con discapacidades físicas. Los hombres no nos ven como personas divertidas y amistosas con las que pasar tiempo. Ellos ven una silla de ruedas y eso es algo nuevo y excitante, que quieren probar. Ellos creen que son los únicos idiotas que nos están prestando atención, pero lo que los hombres necesitan entender es que somos más que nuestras discapacidades. Somos personas que están buscando las mismas cosas en la vida que ellos, y que merecemos ser tratadas de esa manera.

1 view

© 2018 Glow Rivera-Casanova