Análisis de CRIP CAMP

Es oficial – No me importa que me llamen lisiada. Siempre he pensado que es un término un poco más pegajoso que “discapacitada”. Para probar mi punto, los Obamas (tienes razón, lo dije, los Obamas) decidieron ser los productores ejecutivos de un documental llamado Crip Camp: La Revolución de la Discapacidad. --- “Por el camino de Woodstock, una revolución floreció en un destartalado campamento de verano para adolescentes con discapacidades, transformando sus vidas y encendiendo un movimiento histórico.” No creo poder describir la película de una mejor manera.


Así que, aquí está mi contribución sobre el tema. Es una película poderosa. Me hizo sentir orgullosa de formar parte de una comunidad que una vez fue tan intensa y unida. En pocas palabras, este grupo de chicos, todos con diferentes discapacidades, se reunieron un verano para asistir a un campamento preparado especialmente para ellos. Ten en cuenta que esto fue en los años 70, como dice la descripción arriba, muy del tipo Woodstock. Poco podían saber ellos que el tiempo que pasaron juntos tendría tanto impacto, no solo en su propio futuro sino en el de los miembros de las comunidades de discapacitados que vendrían. Ahora, lo que quiero saber es ¿¡Por qué diablos no se enseñó esto en la clase de historia!?

Esto me lleva a un punto que puede desviar el tema un poquitín. En el documental se destacan eventos históricos que ocurrieron y que no son enseñados en nuestras clases de historia. La discriminación que nos enseñaron en los libros de historia es básicamente de raza, género y orientación, sin embargo, no abarcan los derechos de los discapacitados. Estoy muy segura que sólo un pequeño porcentaje de nosotros estamos conscientes de que los discapacitados también fueron perseguidos durante la II Guerra Mundial. Ténganme paciencia…. El libro “Man The Unknown”, algo así como “El hombre, ese desconocido”, escrito por Alexis Carrel, un biólogo y cirujano francés quien escribió sobre cómo tenemos que desprendernos de aquellos que no son biológicamente ideales, porque aparentemente no cumplen un propósito en la sociedad. Llámese Eugenesia. (Búsquenlo, es fascinante.) De este libro sacó Hitler la idea de la muerte misericordiosa, que resultó en el asesinato de 270,000 personas discapacitadas durante el Holocausto. ¿Te enseñaron eso en tus clases de historia?

Si soy honesta, hemos sido perseguidos desde el principio. Desde la Antigua Grecia de Platón, (resulta que NO soy Esparta…) y la Antigua Roma, era un práctica común de los padres abandonar o matar a sus hijos si estos nacían con signos de alguna discapacidad o nacían “diferentes”. La misma ideología se evidencia en la Biblia, donde describe la discapacidad como un pecado del que Jesús tenía que despojar a las personas. Pero la parte que más me hace enojar es que no nos enseñaron acerca del Acta de Rehabilitación. No voy a hacerles una revelación, pero la mierda que mi gente tuvo que pasar para poder ser tratados como SERES HUMANOS, es increíble. Yo creo que si más gente fuese expuesta a toda esta información y con ello me refiero a todo lo que pasamos y a todo aquello con lo que nos tenemos que conformar, no habríamos tenido 120 defensores de los discapacitados llevando a cabo huelgas de hambre y haciendo una toma durante 25 días, sólo por simple cortesía .

Esta película me hizo evaluar la manera en que el espectro de las incapacidades está manejando las cosas ahora en 2020. Yo creo que aún hay bastantes cambios por hacer. Siento como que ahora nos desviamos fácilmente porque no estamos de acuerdo si debemos o no ser catalogados como “discapacitados” cuando en realidad, un nombre es sólo un nombre y el verdadero problema es que no estamos siendo considerados como iguales en la sociedad. No soy de las que citan a Shakespeare, pero creo que Julieta, tan triste como pueda parecer, tenía un argumento. Una rosa olería igual de dulce, incluso si se llamara un jodido tulipán. Por ende, siento como que la pelea que se desarrollará ahora, no sería necesariamente federal, sino social. Hay una sección en el documental donde Denise Sherer Jacobson menciona que no tiene sentido cambiar la ley, si no cambiamos la perspectiva social para que desee acatar esa ley. También hizo que cayera en cuenta de que la ocupación fue exitosa, porque tuvo una líder asombrosa, culta y objetiva. La impulsó la causa, ella fue la persona a la que todos acudían cuando querían rendirse o “negociar” como nos gusta decir. Su nombre es Judy Heumann, alias mi nueva Reina.

“Ya no es aceptable que no hayan mujeres en la mesa. Ya no es aceptable que no hayan personas de color en la mesa. Pero nadie piensa en cerciorarse si la mesa es accesible.” – Judith E. Heumann

Cae el micrófono.

2 views

© 2018 Glow Rivera-Casanova